top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaren Kids

Por qué importa el amor propio

El amor propio es importante porque sienta las bases de nuestra relación con nosotros mismos. Cuando practicamos el amor propio, nos aceptamos por lo que somos y reconocemos nuestra valía, lo que repercute de forma saludable en nuestra autoestima.


El amor propio también nos anima a cuidarnos, tanto física como emocionalmente, y nos ayuda a protegernos de influencias externas que podrían mermar nuestra autoestima. Sentirnos bien con nosotros mismos nos permite tener más confianza y tomar decisiones más saludables, tanto en nuestra vida personal como profesional.

Y posiblemente lo más importante, hasta que no nos amemos plenamente a nosotros mismos, nunca seremos capaces de amar verdaderamente a los demás. Hay muchas pruebas de que los sentimientos de inutilidad y odio a uno mismo pueden interferir en las relaciones. Las personas con baja autoestima tienden a subestimar el amor de su pareja y a verla en términos más negativos, tal vez porque no creen que “una buena persona” pueda amarles. Los que cuestionan su propia autoestima son más propensos a esperar ansiosamente el rechazo y a estar siempre pendientes del rechazo de su pareja. Desde ese lugar, una persona puede malinterpretar un acto neutro o incluso un acto positivo de su pareja como hostil y rechazante.


Por qué es tan difícil amarse a uno mismo

Por desgracia, cultivar el amor propio puede ser difícil. Vivimos en una cultura que suele dar mucha importancia a la belleza física y a las posesiones materiales, lo que puede dificultar que nos aceptemos y apreciemos de verdad. También podemos haber interiorizado mensajes negativos de nuestro pasado que nos dificulten reconocer nuestra propia valía. Y la guinda del pastel del odio a uno mismo: Nuestra sociedad nos presiona a menudo para que nos comparemos con los demás, lo que puede provocar sentimientos de inadecuación.


Formas de aumentar el amor propio

  • Practica la atención plena. Las personas que tienen más amor propio tienden a saber lo que piensan, sienten y quieren. Es más probable que actúen basándose en lo que realmente necesitan y no en lo que otros dicen que “deberían” hacer. La atención plena también te mantiene conectado con el momento presente, lo que puede hacer que agradezcas mucho más los pequeños regalos de la vida.

  • Practique el autocuidado. Te querrás más cuando atiendas mejor tus necesidades básicas. Las personas con un alto nivel de amor propio se nutren a diario con actividades saludables, como una buena alimentación, ejercicio, sueño adecuado, intimidad e interacciones sociales sanas.

  • Pon límites. Te querrás más cuando pongas límites o digas no al trabajo, a las relaciones o a las actividades que te agotan o te dañan física, emocional y espiritualmente, o que expresan mal quién eres.

  • Perdónate a ti mismo. Como humanos, a menudo somos muy duros con nosotros mismos. Tienes que aceptar tu humanidad (el hecho de que no eres perfecto) antes de poder quererte de verdad. Practica ser menos duro contigo mismo cuando cometas un error. Recuerda que no hay fracasos si has aprendido y crecido a partir de tus errores.

  • Reconozca y celebre sus logros. Por pequeña que sea, intenta encontrar una cosa que celebrar cada día.

Si tienes poca confianza en ti mismo, baja autoestima o te cuesta encontrar el amor para ti mismo, quizá sea buena idea hablar con alguien, y nosotros estamos aquí para ayudarte.


7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page