top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaren Kids

Entendiendo a qué edad empiezan a hablar los niños

¿Te has preguntado alguna vez cuándo comenzará tu hijo a pronunciar sus primeras palabras? ¿O cómo puedes ayudarlo a desarrollar su lenguaje desde una edad temprana?


Aprender a hablar es un proceso fascinante en el desarrollo de los pequeños, pero muchos padres se preguntan cuándo empiezan a hablar los niños y cómo pueden estimular su lenguaje durante las etapas iniciales de la infancia. 🎯 Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de Estados Unidos, el desarrollo del habla en los niños puede variar, pero en promedio, los niños comienzan a decir sus primeras palabras entre los 10 y 14 meses de edad. Sin embargo, es importante recordar que cada niño es único y puede seguir su propio ritmo en el desarrollo del lenguaje.

👨‍🎓 Como afirma Jean Piaget, psicólogo y pedagogo suizo: «El lenguaje es el instrumento de la inteligencia«. Es esencial estimular el desarrollo del lenguaje en los niños desde una edad temprana, ya que esto no solo les permite comunicarse, sino que también tiene un impacto positivo en su capacidad de aprendizaje y socialización.

En este artículo, nuestro objetivo es ofrecerte información valiosa sobre a qué edad empiezan a hablar los niños, las distintas etapas del habla infantil y cómo puedes estimular el desarrollo del lenguaje en tus pequeños. Acompáñanos en este viaje para descubrir cómo fomentar una comunicación efectiva a lo largo de su crecimiento.


Desde el nacimiento, los bebés comienzan a comunicarse con su entorno a través de señales no verbales. Estossignos de comunicación incluyen el contacto visual, el llanto, los gestos y las expresiones faciales. A medida que los bebés crecen, también comienzan a responder a estímulos auditivos, como la voz de sus padres y otros sonidos en su entorno. Estos signos de comunicación temprana son las bases para el desarrollo posterior del lenguaje.

Es importante tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo y que los hitos de desarrollo pueden variar. Algunos bebés pueden comenzar a emitir sonidos y balbucear a una edad más temprana, mientras que otros pueden tardar un poco más en alcanzar estos hitos.

El papel de la imitación en el aprendizaje del habla

La imitación desempeña un papel fundamental en el aprendizaje del habla en los niños. A medida que los bebés escuchan a sus padres y cuidadores hablar, comienzan a imitar los sonidos y las palabras que escuchan. Esta imitación les permite familiarizarse con los patrones del lenguaje y desarrollar su capacidad de producir sonidos y palabras.


Los padres pueden estimular el desarrollo del habla en sus hijos mediante la imitación y la repetición. Al hablar con los bebés de manera clara y pausada, los padres les ofrecen modelos de lenguaje y les dan la oportunidad de practicar su producción de sonidos y palabras.

Hitos importantes en el desarrollo del lenguaje antes del año

Antes de su primer cumpleaños, los niños alcanzan varios hitos importantes en el desarrollo del lenguaje. Estos hitos incluyen:

  • ➡️ Responder a su nombre

  • ➡️ Comprender y responder a instrucciones sencillas

  • ➡️ Imitar sonidos y palabras

  • ➡️ Balbucear y producir una variedad de sonidos

  • ➡️ Gesticular y señalar objetos

  • ➡️ Comenzar a decir palabras reconocibles, como «mamá» y «papá»

Estos hitos son señales de un desarrollo del lenguaje típico y pueden variar según cada niño. Es importante recordar que cada niño es único y que el proceso de desarrollo del lenguaje puede tener variaciones individuales.


Las fases de balbuceo y sus significados

El balbuceo es una etapa crucial en el desarrollo del lenguaje en los niños. Durante esta fase, los bebés experimentan diferentes sonidos y combinaciones de vocales y consonantes. Estos balbuceos pueden tener significados diferentes y son una señal de que el bebé está explorando y practicando los sonidos del habla. A medida que avanza en esta etapa, el balbuceo se vuelve más variado y complejo, preparando el camino para las primeras palabras.

Es importante destacar que cada bebé puede tener su propio ritmo en el desarrollo del balbuceo. Algunos bebés pueden comenzar a balbucear alrededor de los 3 o 4 meses, mientras que otros pueden hacerlo un poco más tarde. Lo importante es brindarles un entorno estimulante y hablarles regularmente para fomentar su desarrollo del habla.


De las primeras sílabas a las palabras con intención

Después de la fase de balbuceo, los niños comienzan a producir sus primeras sílabas, como «ba», «ma» o «da». Estas sílabas pueden repetirse y combinarse para formar palabras simples, como «baba» o «mama». A medida que los músculos y las habilidades de control vocal se fortalecen, los niños progresan hacia la producción de palabras más complejas.

Es emocionante presenciar cómo los niños van adquiriendo nuevas palabras y la capacidad de expresar sus necesidades e ideas. A medida que continúan desarrollándose, las palabras comienzan a tener intención y significado para ellos. Pueden comenzar a señalar objetos y nombrarlos, o pedir cosas específicas utilizando el lenguaje verbal.

En esta etapa, es fundamental proporcionar a los niños un entorno rico en estímulos lingüísticos y oportunidades para practicar sus habilidades lingüísticas. Hablarles con claridad, nombrar objetos y describir acciones les ayudará a ampliar su vocabulario y a desarrollar una base sólida para el lenguaje.


¿A qué edad empiezan a hablar los niños?

El desarrollo del lenguaje en los niños es un proceso gradual y varía de un niño a otro. Algunos niños comienzan a decir sus primeras palabras alrededor de los 9-12 meses, mientras que otros pueden tardar un poco más. En general, se considera que los niños comienzan a hablar de manera más consistente entre los 18 y los 24 meses.

Es importante tener en cuenta que cada niño es único y puede seguir su propio ritmo de desarrollo del lenguaje.

Algunos factores que pueden influir en el momento en que un niño comienza a hablar incluyen:

  • Habilidades motoras: Los niños que desarrollan habilidades motoras tempranas, como sentarse o gatear, pueden estar más preparados para el desarrollo del lenguaje.

  • Estimulación del lenguaje: La interacción verbal y la exposición a un entorno rico en lenguaje son fundamentales para estimular el desarrollo del habla en los niños.

  • Factores genéticos: Algunas investigaciones sugieren que hay una predisposición genética a tener un desarrollo del lenguaje más temprano o tardío.

Es importante recordar que el desarrollo del lenguaje es un proceso gradual y que cada niño tiene su propio ritmo. Si tienes preocupaciones sobre el desarrollo del lenguaje de tu hijo, es recomendable hablar con un profesional de la salud, como un pediatra o un logopeda, que podrá evaluar y brindar orientación adecuada.


Los padres desempeñan un papel crucial en la estimulación del lenguaje de sus hijos. Es durante las primeras etapas de la infancia que los niños están más receptivos a aprender y desarrollar habilidades lingüísticas.

Aquí presentamos algunas pautas y consejos para estimular el lenguaje en niños:


La importancia de responder a los intentos de comunicación del bebé

Desde que nacen, los bebés intentan comunicarse con el mundo que les rodea. Pueden hacerlo a través de sonidos, gestos o incluso balbuceos. Es esencial que los padres respondan y reconozcan estos intentos de comunicación. Al dar respuesta a los bebés, ya sea con palabras, sonidos o gestos, los padres les muestran que su comunicación es valiosa y significativa. Esto les ayuda a desarrollar habilidades auditivas y lingüísticas, y a establecer una base sólida para el desarrollo del lenguaje.


Actividades cotidianas como herramientas de estimulación

Las actividades cotidianas ofrecen muchas oportunidades para estimular el lenguaje en los niños. Hablar con ellos durante el cambio de pañales, la hora del baño o la preparación de la comida puede ser muy beneficioso. Narrar las acciones que se están llevando a cabo, nombrar objetos y describir lo que está sucediendo en el entorno ayuda a los niños a ampliar su vocabulario y comprensión del mundo que les rodea. Además, cantar canciones infantiles y jugar a juegos como «¿Dónde está?» o «Simon dice» son excelentes formas de fomentar la comunicación y el lenguaje.


La lectura en voz alta y su impacto en el desarrollo del habla

La lectura en voz alta es una actividad poderosa para estimular el desarrollo del lenguaje en los niños. Leerles libros desde una edad temprana no solo les ayuda a adquirir habilidades pre-lectoras, como la conciencia fonológica y el reconocimiento de palabras, sino que también les expone a un vocabulario más amplio y a estructuras gramaticales diferentes. Además, la lectura en voz alta crea un ambiente cálido y acogedor para la interacción entre padres e hijos, fortaleciendo los vínculos afectivos y el interés por la lectura y el aprendizaje.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page